Si la respuesta es negativa, no lo escribas ni le des a "enviar". Así, se ahorrarán enfados o discusiones absurdas vía WhatsApp que no llevan a ningún lado. Los adolescentes son impulsivos, y eso les hace vulnerables porque, cuando envías algo, no lo puedes eliminar, y será visto por todos los receptores a los que vaya dirigido el mensaje.

Para mayor información pueden visitar la siguiente dirección web:
http://enmarchaconlastic.educarex.es/redes-sociales