Los grupos de amigos sí, pero con precauciones.

Un grupo de WhatsApp puede ser divertido. Ahora bien, la información y los archivos multimedia que pasan de un teléfono a otro pueden ser dañinos. Por eso, es importante enseñarles a los niños la diferencia entre la diversión y lo perjudicial. Al mismo tiempo, conviene mostrarles cómo compartir información útil y de calidad.
Es bien sabido que la cantidad de mensajes e información que recibimos por la red social WhastApp es abundante. Por eso los padres, deben aconsejar y enseñar a sus hijos e hijas a hacer de la aplicación de mensajería más popular, un buen uso que no perjudique su educación.


Para mayor información pueden visitar la siguiente dirección web:
http://enmarchaconlastic.educarex.es/redes-sociales