imnot 4277Cada curso escolar, la Consejería de Educación y Empleo convoca el Programa de Inmersiones Lingüísticas del alumnado de enseñanzas no universitarias obligatorias y postobligatorias de Extremadura (PILEx) con el fin de contribuir al desarrollo de las competencias lingüísticas en lenguas extranjeras del alumnado, reforzando, sobre todo las destrezas de producción e interacción oral.

Con tal fin, los profesores que impartirán estas inmersiones, en periodos de dos semanas entre el 26 de junio y el 31 de agosto, serán exclusivamente nativos y la ratio será de un nativo por cada cinco alumnos como mínimo. Los grupos/clases serán de un máximo de 10 alumnos.

Los estudiantes que deseen participar en el Programa de Inmersión Lingüística deberá entregar las solicitudes en la secretaría de sus respectivos centros educativos entre mañana, día 8, y el próximo 18 de marzo. El 1 de abril los centros educativos publicarán las listas provisionales de admitidos y el 8 de abril se publicará el listado definitivo de puntuaciones en los centros educativos. La resolución de la convocatoria será publicada antes del 8 de mayo de 2016.

Según la instrucción hecha pública por la Secretaría General de Educación en Educarex, del total de plazas convocadas, 132 serán para 6º de Primaria, 115 para 1º de ESO, 115 para 2º de ESO, 87 para 3º de ESO, 87 para 4º, 41 para 1º de Bachilleratos y 21 para 2º de Bachillerato. No obstante, el número total de inmersiones convocadas podría verse incrementado en función de los recursos, las disponibilidades presupuestarias y el resultado del proceso de contratación pública de las empresas adjudicatarias.

Se establecen como sede de las inmersiones lingüísticas la Residencia Muñoz Torrero de Cáceres, el Albergue de Olivenza, la Residencia de Estudiantes de Hervás, el Centro de Formación del Medio Rural de Don Benito, la Residencia V Centenario de Jarandilla de la Vera, la Residencia de Estudiantes de Caminomorisco, el Centro de Formación del Medio Rural de Villafranca de los Barros, la Residencia Mario Roso de Luna de Cáceres, la Residencia Juan XXIII de Badajoz y el Centro de Educación Ambiental de Cuacos de Yuste.