la foto 4

En este proyecto participan catorce centros de primaria y secundaria de la ciudad entre los cuales se encuentra nuestro centro y no sería posible sin la colaboración del Centro Especial La Encina y el Centro Ocupacional Proserpina, que aportan el asesoramiento técnico en cultivos, maquinaria y el apoyo de su personal”.

Cada centro educativo cultiva y gestiona el huerto de manera independiente, según su programa educativo y sus características, es decir, posee total autonomía en la concepción de las dimensiones y tipos de huerto, grupos que lo utilizan como recurso metodológico y la forma de utilizarlo pedagógicamente.